Todas las entradas por Manuel Luis Rodríguez U.

Ciudadano, magallánico, patagónico, comunicador. Contactos vía email: rodriguez1949@gmail.com - manuelluisrodriguez@outlook.com -

Estrategias de intervención institucional

Nos planteamos la tarea teórica y conceptual de la intervención y en particular de la intervención institucional.

Las ciencias sociales abordan la cuestión de la intervención como un conjunto de herramientas aplicadas con un fin normativo e instrumental: el de contribuir positivamente al perfeccionamiento de una institución u organización en vistas de una mayor efectividad y eficiencia.   El conocimiento de las condiciones en las que opera una organización, su grado de inserción e interacción con el entorno del que forma parte y los niveles de imagen corporativa que se presentan fuera de la entidad, constituyen datos sociológicos y psicosociales de importancia para pensar en su proyección futura.

brujula_grande3

Toda intervención debe ser pensada desde una lógica temporal, es decir, asumiendo la linealidad del tiempo “pasado-presente-futuro” como una concatenación cronológica de decisiones, acciones y reacciones, como una causalidad compleja de acciones y reacciones consecutivas, donde las decisiones adoptadas en el pasado y en el presente, impactan sobre la organización en el momento actual y en el futuro.

Si no fuera un campo de conocimientos y de prácticas, perderíamos de vista una cuestión central de la intervención y de su proceso de aplicación: el hecho de que, en definitiva, cuando hablamos de intervenir instituciones, estamos hablando de personas, de individuos, de grupos de personas que actúan y desempeñan funciones dentro de un determinado campo organizacional y de un marco normativo.

Ponemos a las personas a trabajar, a actuar, a desempeñar funciones y tareas y después intervenimos la organización para conocer cómo trabajan, cómo actúan, cómo operan, como piensan y cómo perciben las tareas que realizan y la organización dentro de la cual actúan.

La intervención es un constructo conceptual y metodológico, y a la vez, un dispositivo organizacional para conocer el “estado del arte” de una organización y sus condiciones de funcionamiento para hacer frente a los desafíos de una sociedad moderna.

De esta manera evitamos caer en la tentación simplista de que la intervención va a resolver problemas subyacentes en el funcionamiento o la estructura organizacional; si adoptáramos la metáfora sanitaria o médica, diríamos que la intervención es una vacuna que va a activar y poner en evidencia los elementos patógenos que afectan al “paciente” y respecto de los cuales deberán adoptarse medidas sanitarias que contribuyan a su mejoría.

Intervenir es ingresar, mirar, observar, recoger.

Intervenir es introducir un “elemento extraño” dentro de una organización, empresa, institución o servicio a fin de conocer su funcionamiento y con la finalidad más o menos explícita de hacer más eficaz y eficiente, dinámica e innovadora su gestión.

No existe un solo modelo teórico y metodológico de intervención, sino que una profusión, cada uno de los cuales responde a una lógica teórica, a un paradigma conceptual y a un repertorio de procedimientos y técnicas más o menos validadas.  Existen a lo menos el modelo de investigación- acción; sistémico socio-técnico; de desarrollo organizacional; de contingencia estructural; de aprendizaje organizacional; de intervención estratégica; identitario-cultural; accionalista; socio-analítico y el modelo clínico-analítico.

Entendemos que la intervención es un campo de conocimientos y de prácticas, que opera como un punto de intersección entre la teoría proveniente de distintas disciplinas y ciencias, y las prácticas metodológicas diseñadas e instaladas en algún aspecto de la realidad social. De allí el carácter multidisciplinario en el que opera la intervención: aun cuando cada ciencia de lo social tiene sus propias estrategias y métodos de intervención, éstas pueden abrir la ventana a otras disciplinas.

En la intervención se pone en tensión, además, la oposición “individuo-sociedad”, entre lo individual y lo social: en la intervención podemos medir e identificar los grados de inserción e integración del individuo en la sociedad (es decir, el enfoque psicológico); como también cómo la sociedad integra o no a los individuos (el enfoque sociológico).

Se trata de un campo de saberes dentro del cual se entrecruzan aportes, categorías de análisis y perspectivas intelectuales provenientes de distintas disciplinas de las ciencias sociales, en particular de la Sociología, la Psicología Social y la Sociología de las Organizaciones y la Ciencia Política.

Este ensayo tiene por objeto presentar un conjunto de conceptos metodológicos para el diseño de una estrategia de intervención institucional en la forma de un manual operacional.

Manuel Luis Rodríguez U.

Punta Arenas –Magallanes, junio de 2010.

Este material fue actualizado en octubre de 2016 para fines pedagógicos.

__________________________________

Lea y descargue aquí el ensayo:

ESTRATEGIA INTERVENCION INSTITUCIONAL MANUAL

Anuncios

El proyecto de investigación – Esquema para el diseño metodológico

GUÍA DE TESIS

El plan o proyecto de investigación -dentro del proceso de elaboración de una Tesis, Memoria o Tesina de educación superior- puede definirse como  “el conjunto ordenado de pasos metodológicos y procedimentales destinados a recolectar, procesar y analizar la información de campo necesaria para producir nuevos conocimientos”.  Aquí se presenta una descripción ordenada de cada uno de estos pasos, como ilustración para alumnos tesistas que se encuentran en la etapa inicial de la construcción de su objeto de investigación.

El plan o proyecto de investigación se realiza en tres pasos, a saber:

a)  la fase preparatoria de la investigación;

b) la fase de pre-encuesta o pre-test; y

c) la fase de levantamiento y procesamiento de la información.

LA FASE PREPARATORIA DE LA INVESTIGACIÓN

Esta etapa corresponde al trabajo de elaboración del marco formal y teórico de la investigación, la que no implica en general trabajo de campo ni contacto con el terreno de investigación.

Ver la entrada original 415 palabras más

Metodología de la Investigación – Roberto Hernandez Sampieri – Texto completo

El Manual METODOLOGIA DE LA INVESTIGACIÓN de Roberto Hernandez Sampieri es considerado una referencia en su materia.

biblio2

Manual de estudio en las universidades y en los procesos de elaboración de Tesis de Grado, el conocido “Hernández Sampieri” sirve para alumnos de último año de pregrado y para todos quienes trabajan en sus proyectos de investigación y en sus tesis de grado.

Compartimos el texto completo en versión pdf:

metodologia-investigacion-hernandez-sampieri

Some content on this page was disabled on 10 September, 2018 as a result of a DMCA takedown notice from McGraw-Hill Global Education Holdings,. You can learn more about the DMCA here:

https://en.support.wordpress.com/copyright-and-the-dmca/

Características de la oferta y la demanda turísticas – Esquema de clases

Este es un Esquema de Clases para la asignatura de Industria del Turismo en la carrera de Administración de Empresas Turísticas,  elaborado en 2003 y que nos ha sido solicitado frecuentemente por estudiantes, docentes y tesistas de distintos países de América Latina, América del Norte y España.

Lea y descargue aquí el Esquema de Clases en su versión original.

CARACTERISTICAS DE LA OFERTA Y LA DEMANDA TURISTICAS 

La ciencia, el método y las técnicas de investigación

Esa mañana entré lleno de curiosidad a la solemne Biblioteca de la Universidad de la Sorbonne en Paris y le pregunté a la bibliotecaria: ¨tienen ustedes y dónde puedo encontrar material de historia de la Patagonia?¨  a lo que ella me contestó: ¨si tenemos, pero dígame qué anda buscando…¨

Pensé un instante y le respondí: ¨busco material sobre la historia de la Patagonia durante el siglo XIX…¨ a lo que ella contestó serenamente:  ¨si tenemos, pero dígame por favor, qué anda buscando…? ¨

Algo turbado me quedé en silencio pensando y le volví a preguntar: ¨quisiera encontrar material de historia económica de la Patagonia durante el siglo XIX…¨  y la respuesta de la bibliotecaria fue calmada y precisa:  ¨si tenemos material de historia económica de la Patagonia en el siglo XIX, pero, señor, dígame por favor qué anda buscando…¨

Ya en estado de incomodidad intenté precisar mi demanda diciéndole: ¨busco materiales de historia económica de la Patagonia chilena durante el siglo XIX y especialmente sobre la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego y sus estancias…¨

La bibliotecaria, sin que se le mueva un músculo de su rostro me contestó en tono tranquilo. ¨si señor, tenemos de ese material, pero en esta Biblioteca deben haber a lo menos unos 350.000 títulos sobre la Patagonia, en francés, en inglés, en aleman, en portugues, en italiano y en español…de manera que le solicito me diga exactamente qué es lo que anda buscando…¨

Esta vergonzante anécdota que me tocó vivir, me permite introducir esta reflexión sobre la búsqueda que deben hacer los estudiantes  y los investigadores y la necesidad que tienen de abordar la metodología de la investigación.

Cuando el lector o el investigador se internan en el campo de la Metodología de la Investigación, fácilmente percibe que se ha internado en un bosque frondoso, donde no puede distinguir arbustos de arboles, ni puede encontrar orientaciones que le permitan encontrar lo que busca.

No está demás consignar aquí una frase extraída del sentido común de un académico en la Universidad que lanzó un día en clases: ¨para saber buscar, debemos saber primero qué andamos buscando¨….

El estudiante universitario, incluso aquel que se encuentra en los semestres finales de su carrera, sabe muy bien que si no ha recibido una buena formación en Metodología de la Investigación o si esta asignatura se ha limitado a teorizar sobre las grandes escuelas de la ciencia, se arriesga a andar buscando sin saber lo que anda buscando y, lo que es más decepcionante, sin saber cómo buscar.

En el lenguaje a veces sofisticado de los investigadores y de los ¨metodologistas¨ (si no existe esa palabra, entonces la acabo de inventar…), el método es un concepto particularmente elástico que puede ser definido de modos diferentes e interpretado de distintas maneras.

LOS HECHOS SON COMO LAS PIEDRAS: DUROS Y FRÍOS.

El método, desde una optica general y acaso filosófica, es el conjunto de operaciones intelectuales por medio de las cuales una disciplina busca alcanzar la verdad, al tiempo que demostrarlas y verificarlas.   Se trata entonces aquí, de un procedimiento lógico, inherente a toda investigación científica y que permite considerarlo como un conjunto de reglas, independientes de toda investigación y de todo contenido particular, pero que apunta a formular y generar procesos y formas de razonamiento y de percepción que permiten hacer accesible la realidad a investigar.

La realidad es nuestro punto de partida para la investigación, y el método se constituye en la aproximación que va a hacerse para conocer esa realidad.   Los hechos son el material fundamental desde el cual realizamos la investigación y antes de aplicar alguna técnica sobre esa piedra fría y dura de los hechos, debemos planificar y decidir qué queremos hacer con la piedra, para qué la recogimos, de qué nos sirve, qué reglas aplicaremos para intervenir esa piedra.  Ese es el método.

Estas reglas definen la posición y la dirección de nuestra razón, frente al objeto de la investigación.

Si asemejáramos la investigación científica al proceso de construcción de un edificio, diríamos que el método son los planos de la construcción y las técnicas de investigación son la caja de herramientas para ejecutar la construcción.

Un segundo enfoque aborda al método como una actitud del investigador respecto del objeto de la investigación. Así, el método dicta un conjunto de maneras concretas de diseñar y de organizar la investigación.  Todos los métodos se aproximan de un modo diferente al objeto de investigación.

Una tercera manera de entender el método, es el que lo entiende como una tentativa de explicación, como un esquema explicativo de diferentes niveles de profundidad de la investigación.  

Finalmente el método desde la perspectiva de una disciplina científica en particular, se puede definir como una manera de proceder.  El método histórico es diferente del método sociológico, solo por dar dos ejemplos.   Pero en todo caso, aquí el método no puede confundirse con la teoría: por una parte, la teoría se refiere al qué de un objeto de investigación, mientras que el método se refiere al cómo de la investigación. 

LA CAJA DE HERRAMIENTAS.

A un nivel más operacional de la investigación se encuentran las técnicas.

Una entrevista en profundidad, un focus group o un cuestionario dentro de una encuesta, no son métodos de la investigación, son técnicas para la recolección de datos dentro de una investigación.  

Aún así reconocemos que la elección y la aplicación de una técnica de recolección de datos, tiene sus propias reglas metodológicas y sus propias exigencias de procedimiento: ya sabemos que una encuesta (el método), puede resultar con datos distorsionados e inexactos, porque el cuestionario y la muestra (que son técnicas), fueron mal formulados, mal construidos o mal aplicados.  Extremando el ejemplo, una pregunta mal formulada dentro del cuestionario en una encuesta, puede distorsionar todo el resultado de la encuesta.  Es como el tornillo mal apretado dentro del mecanismo de funcionamiento de la turbina de un avión: a la larga, ante el intenso uso de la turbina, ese ínfimo tornillo puede ocasionar un desastre aéreo.

La caja de herramientas de las técnicas no define qué andamos investigando, sino solo nos proporcionan procedimientos  operacionales rigurosos, definidos, transmisibles, susceptibles de ser aplicados y replicados una y otra vez en las mismas condiciones, y que se adaptan estrictamente al tipo de problema que investigamos.

No podemos investigar un hecho histórico con un método terapéutico, así como la entrevista en profundidad (propia de las Ciencias Sociales) no nos sirve para la técnica operatoria que utilizará el médico en el quirófano.

El método se sitúa en el plano de los objetivos y del enfoque de la investigación, mientras que la técnica de investigación se sitúa en el plano de los hechos a investigar.

Manuel Luis Rodríguez U.